Gente campo F100007067Las personas que sufren el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad suelen ser personas con un desarrollo del autoconcepto negativo, con baja autoestima y creencias limitantes respecto a sus capacidades y rendimiento debido a las múltiples experiencias negativas y sentimiento de fracaso en la esfera tanto académica como profesional, y por sus dificultades en el desarrollo de relaciones interpesonales. Es muy frecuente que como consecuencia de estas experiencias, desarrollen conductas evitativas y de procrastinación.

El coaching, ayudará al cliente a trabajar sobre los procesos mentales que regulan su conducta, reemplazando las creencias limitantes por otras más realistas, confiando siempre en los recursos personales con que cuenta la persona. La gestión del diálogo interno es de vital importancia ya que permitirá a la persona controlar su propia conducta, gestionar sus emociones y pensamientos para cuanto menos cuestionarlos.

El hecho de “abrirle el mapa” le permitirá tomar conciencia, considerar y visualizar diferentes escenarios que le permitan un análisis y evaluación de la conducta con modos de actuar más adecuados tanto para él mismo como para las personas que con él tratan.

El análisis de la realidad le permitirá llevar a cabo una autoevaluación en la que se compararán los objetivos que se propone y los autoobservados en la conducta registrada, permitiéndole generar nuevas opciones para el desarrollo de estrategias que le llevarán a  mejorar su planificación, control y relaciones interpersonales.